Menú Close

Traumatismo Craneoencefálico y Dificultades de Aprendizaje

Alteraciones Cognitivas Pediátricas en TCE

En esta entrada voy a analizar la relación existente entre el Traumatismo Craneoencefálico y Dificultades de Aprendizaje.

No te pierdas ninguno de mis contenidos:


Los Traumatismos Craneoncefálicos (TCE) son causados cuando recibimos un golpe brusco en la cabeza. Van mucho más allá del simple impacto en el cráneo, pues generan un movimiento brusco de la cabeza, que produce desplazamiento del encéfalo y sus posteriores contusiones con la cara interna del cráneo, amortiguado por las meninges, pero que, si presenta la suficiente intensidad, puede dañar diferentes células, vasos sanguíneos y producir edema y hemorragia, entre otras

Traumatismo Craneoencefálico

A nivel mundial, el Traumatismo Craneoencefálico afecta a una tasa de 579 personas por cada 100.000 anualmente. Una de las primeras causas es el accidente de tráfico y es una de las principales causas de incapacidad en personas por debajo de los 45 años.

Si nos centramos en población escolar y nos quedamos en España, supone entre el 25% y el 30% de las muertes de orígen traumático en la Infancia. Actualmente, la incidencia en España de 3 niños por cada 1.000, siendo más habitual en chicos que en chicas, con una relación 3 TCEs en chicos frente a 1 en chicas.

Podcast sobre Traumatismo Craneoencefálico y Dificultades de Aprendizaje

Secuelas tras un Traumatismo Craneoencefálico

Aunque no todos los Traumatismo Craneoencefálicos tienen por qué dejar secuelas y, en muchas ocasiones, éstas pueden recuperarse por completo, existen ciertas secuelas habituales, fruto de traumatismos con mayor gravedad. Son las siguientes:

TCE en población Infantil

Secuelas Neurológicas Postraumáticas

Es frecuente, tras un traumatismo craneoencefálico, encontrar Hemiparesias (parálisis parcial que afecta a medio cuerpo), Paresias (parálisis más aisladas de un miembro, cara, etc), Trastornos del control del movimiento y de la coordinación de éstos, así como problemas en el equilibrio y afectación de la marcha, en muchos casos secundaria a paresias, hemiparesias y otras alteraciones de la fuerza y/o sensibilidad.

TCE en población pediátrica

Secuelas Neurológicas Sensoriales

Una de las secuelas que mayor complicación suele y puede generar en el Aula, pues es posible que no se detecten de forma apropiada o que el propio escolar no las sepa explicar adecuadamente. En alteraciones sensoriales poco considerables, es posible que el escolar no las identifique de forma apropiada o no le llamen la atención, muy en concreto aquellas relacionadas con la audición y con la visión.

Traumatismo Craneoencefálico Neuropsicología

Seuelas Neuropsicológicas en el TCE

Estas secuelas son las que mayor afectación directa van a presentar sobre el aprendizaje, sin lugar a duda, y que más pueden afectar también a la escolaridad, no sólo desde el plano académico, además desde el plano social, emocional y personal.

Además, la afectación emocional puede repercutir en riesgo de generar conductas autolíticas que terminen por llegar al sucicio.

Secuelas generales TCE

Otras Secuelas postraumáticas

Estas secuelas se observan también en escolares (y en adultos) posteriores a un Traumatismo Craneoencefálico.

Su participación puede generar importantes alteraciones en la fisiología y correcto funcionamiento de todas las funciones necesarias para el aprendizaje. Son llamativas las alteraciones del sueño así como las posibles epilepsias postraumáticas, pues no son aspectos siempre observables, que repercutirán directamente sobre el rendimiento.

Cursos gratuitos psicopedagogia

Traumatismo Craneoencefálico y Aprendizaje

El primer bloque de consecuencias vamos a encontrarlo a nivel del aprendizaje y de la memoria. Observaremos a escolares a los que les costará mucho generar nuevos aprendizajes producto de las muchas dificultades de cara a lograr crear redes de aprendizaje que una aprendizajes previos con nuevos aprendizajes.

Estas dificultades en la memoria se deben, sobretodo a alteraciones en el hipocampo, que es el responsable de esa transición de la memoria a corto plazo a la memoria a largo plazo. Estas dificultades van a observarse en la evocación inmediata del recuerdo, en el recuerdo verbal, vamos en todo tipo de aprendizaje. 

Además, a nivel de memoria, podemos encontrar las conocidas amnesias de tipo anterógrada, en la que perdemos la memoria a corto plazo y olvidaríamos en cuestión de segundos lo que nos ha sucedido.

También es habitual la amnesia episódica, que nos imposibilitará recordar situaciones, lugares en los que hemos estado, emociones vividas en un acontecimiento determinado…

En ambos casos, si nos vamos a los extremos más llamativos, a nadie le dejaría de llamar la atención algo así, estas dificultades de memoria serían más que evidentes, pero… ¿y si se trata de algo muy silente, que no se muestra como una constante ni con un impacto tan amplio, pero que genera alteraciones menores de memoria…?¿ Lo podrías valorar como docente? ¿Y en casa? ¿Lo veríamos?

He visto casos de amnesias anterógradas que muy focalizadas en lugares, por ejemplo, o en números, en algún caso. Igualmente, amnesias episódicas asociadas a sucesos de aula. En muchas ocasiones se han asociado, como no, a un TDA, a falta de motivación, a desgana, desinterés e incluso a falta de madurez.

Traumatismo Craneoencefálico y Función Ejecutiva

Tras un TCE es posible que se vean afectadas diferentes funciones ejecutivas, siendo habitual encontrarnos con conductas deshinibidas o con mayor grado de deshinibición que de forma previa al TCE, mostrando alteraciones en la conducta o una conducta diferente a la observada con anterioridad, dificultades de planificación, de las tareas de monitorización, en la resolución de problemas…

Desde el aula, estos problemas se observarán desde el componente social (por lo relativo a la conducta), desde el control de aula (comportamientos llamativos y complejos en clase), y muy en concreto en la asignatura de matemáticas (y además en física y química en caso de estudiantes algo más mayores).

Traumatismo Craneoencefálico y Lenguaje

El lenguaje también puede alterarse tras un TCE. Es sencillo que la persona que ha sufrido un traumatismo Craneoencefálico pueda sufrir alteraciones que puedan observarse de diferentes formas. En primer lugar, pueden desaparecer palabras de su almacén semántico, ser incapaz de expresar ciertas intenciones o ideas, cambios no intencionados de una palabra por otra (querer decir, por ejemplo, almuerzo y sustituir esa palabra por sombrilla, por ejemplo)  así como también mostrarse un lenguaje con alteraciones en la forma, parecidas a las dislalias observadas habitualmente, pero en este caso como consecuencia del traumatismo. 

Traumatismo Craneoencefálico y Emociones

Aunque no lo parezca, un TCE también puede afectar al mundo emocional, generando apatía, anhedonia (incapacidad para experimentar placer con las actividades que antes lo generaban).

Es habitual poder encontrar un mayor grado de impulsividad, así como problemas con la frustración, reduciéndose de forma considerable la tolerancia que pueda presentar el escolar ante la dificultad para afrontar ciertas actividades o realizar ciertas tareas.

Adaptaciones para el Aula y Estrategias para Casa

Estrategias desde Casa

Si tu hijo o tu estudiante sufre un TCE, una buena idea sería la siguiente:

  • Anota lo más pronto posible las últimas palabras que recuerdes que hayan podido incorporarse a su vocabulario
  • Escribe también los últimos aprendizajes realizados (los aprendizajes realizados sobre contenidos escolares son muy útiles para esto)
  • Recoge también algunas de las vivencias más importantes que haya podido vivir en los últimos meses.
  • Intenta recuperar vídeos o audios en los que salga hablando, vídeos en los que ande, corra, salte…
  • Identifica y escribe las dificultades a nivel social, conductual y numérico que pudiera presentar.

Posteriormente trata de hacer una comparación con todo lo que has anotado y la forma en la que se presentan todas esas situaciones actualmente. Anotar las diferencias existentes y presentarlas al orientador, al reeducador, al terapeuta, al neurólogo, al pediatra…es una gran forma de poder comenzar a elaborar un plan de intervención.

Adaptaciones de Acceso en traumatismo Craneoencefálico
Adaptaciones temporalidad en traumatismo craneoencefálico
Escritura y Lectura en Traumatismo craneoencefálico
Control de conducta en traumatismo craneoencefálico

Adaptaciones y medidas desde el Aula

Como siempre, valora crear adaptaciones no significativas para paliar las dificultades que puedan ocasionarse en el aula. Como docente y mucho más como orientador, no podrás dejar de tener coordinación con el equipo rehabilitador, sobretodo en ocasiones en las que se vea una importante afectación de la memoria. 

Si un estudiante va a volver al aula tras haber sufrido un TCE, además de toda la información sobre las características del mismo y las indicaciones sobre gravedad, deberás planificar algunas acciones y adaptaciones. Te recomiendo valorar las siguientes:

  • Adaptaciones de acceso para estudiantes motóricos en el caso que se vea afectado el movimiento, la sensibilidad. En estos casos, también es imprescindible que desde el Aula, dede el Centro, se establezca un plan para los recreos, y de que valore los aspectos sociales y de relación con otros compañeros.
  • Adaptaciones en la temporalidad: en el caso de estudiantes con dificultades mnésicas, será muy importante valorar si éstas impiden totalmente la adquisición de nuevos aprendizajes y si éstos se ven dificultades aunque puedan llevarse a cabo. En base a estas circunstancias, tendrás que adaptar tiempos de estudio, contenidos, tiempos de evaluación, etc.
  • Adaptaciones para el componente escrito, pues es muy probable que exista alguna alteración de la motricidad fina así como de la coordinación visomotora.
  • Adaptaciones para la frustración y la impulsividad. Seguro que tienes o has tenido en el aula algún escolar diagnosticado con TDA. Una de las estrategias docentes con estos estudiantes se enfoca en ofrecer herramientas y estrategias de control de impulsividad y tolerancia a la frustración, motivo por el cual, deberías aplicar las mismas en un estudiante tras haber sufrido un TCE.
  • Seguimiento emocional y abordaje preventivo conductual. Será de gran interés generar espacios con el orientador del Centro para hacer un seguimiento de las emociones del estudiante para valorar si fuera preciso hacer una derivación a un profesional externo. Igualmente, será de gran importancia poder introducir un marco conductual antes que puedan generarse dificultades en este sentido.
Cursos de formación profesores

1 Comment

  1. Luisa NT

    Muchas gracias por este artículo Juanjo. Hace unos días un alumno de nuestro colegio tuvo un accidente y al volver hemos notados algunos cambios en su escritura. Encaja en lo que escribes sobre secuelas neurológicas. He buscado mucho por internet pero solo encuentro este blog en el que hablas de este tema relacionado con la enseñanza. Tengo varias preguntas pero las ma´s importantes son si tiene alguna solución y qué crees que tendríamos que hacer como colegio, los siguientes pasos.
    Gracias de antemano por el tiempo en responder.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.