Menú Close

7 Claves para ser un Profesor Inolvidable

Como impactar en mis alumnos

Hoy quiero proponerte 7 claves para ser un profesor inolvidable para tus estudiantes. Inolvidable porque además de aprendizaje, puedas generar emociones y hacer de tu aula un espacio en el que todos quieren estar.

Quizá estas 7 claves, puedan convertirse en nuevos propósitos para el nuevo curso… ¿Qué te parece?

No te pierdas ningún contenido… 👇🏻


7 Claves para ser un Profesor Inolvidable

La Paciencia como herramienta de un profesor inolvidable.

La paciencia es la primera de las 7 claves para ser un profesor inolvidable. Paciencia en varios sentidos. En primer lugar, la debemos emplear en el más habitual de los significados de la palabra. Como docentes, además, debemos incorporar alguna acepción más. Debemos ser pacientes con aquellos estudiantes que caminan a un ritmo diferente al resto, tanto los que van más rápidos como los que avanzan algo más lento. También debemos ser pacientes con nosotros mismos. A la hora de enfrentarnos a los contenidos que menos nos gustan, y también a los que más. Ofrecer a cada uno el tiempo necesario independientemente de nuestra afinidad o gusto con el mismo, es algo fundamenta.

La Flexibilidad como modo de vida del docente

Si no estaba en tu lista de acciones esenciales y fundamentales para tu práctica docente, o si pensabas que no era algo imprescindible para ser profesor, debes meterla en tu mochila en este momento. No se trata de improvisar, tampoco de ponernos a “andar sobre terreno”. Se trata de adaptarnos a las circunstancias de cada grupo. No deben ser los estudiantes los que se adapten a una metodología que creemos nuestra, ni tampoco que aprendan a funcionar en base a aquello que un día consideramos que era esencial en nuestra acción docente, no. Se trata de que cada grupo es diferente y debemos ser flexibles con nuestra planificación, metodología y evaluación… esta es la parte fácil. La parte complicada, y es una de las 7 claves para ser un profesor inolvidable que resulta fundamental, es ser flexible con nuestras creencias hacia los estudiantes y con las creencias que tenemos sobre la enseñanza y el aprendizaje. Detente unos minutos y piénsalo: ¿qué certezas diste algún día por reales y no has vuelto a repensar? ¿Qué alumnos tienes ya “definidos” en un rol? ¿Ves que esa categorización te impide generar nuevos espacios de crecimiento hacia ellos?

Cursos gratuitos psicopedagogia

Un Profesor Inolvidable muestra Preocupación por sus alumnos.

Los profesores debemos amar nuestra actividad. Debemos sentirnos entusiasmados y motivados siempre hacia la acción que llevamos a cabo, que no es otra que dar oportunidades. Cada destreza, aprendizaje, procedimiento… cada nueva habilidad que un estudiante adquiere en nuestra aula, es una oportunidad que se le abre para toda su vida entera, ¿no es increíble? Por ello, no debemos pasar ante los estudiantes que presentan algún tipo de dificultad o problema sin más. Es por ese motivo que debemos interesarnos por mucho más allá de si ha realizado los deberes o ha sacado más de un 5 en un examen. Debemos ir a su emoción, a su situación familiar, a cómo se siente ese día cada estudiante para, con ello, lograr impactar en su estado personal, social y familiar y generar las condiciones óptimas para que pase el día en el aula con las máximas garantías de adquirir todas esas oportunidades en forma de aprendizaje. Empatía, interés, estar disponibles, ser atentos, ir más allá… deben ser acciones que no pueden faltar en nuestro día a día. Y en este caso, no sólo se trata de las claves para ser un profesor inolvidable, no. Se trata de no ser simplemente un profesor, un maestro… ser una persona íntegra que además, desempeña la tarea de docente.

El Error como potenciador de Liderazgo.

Los profesores nos somos maquinas infalibles y también cometemos errores. Qué mal visto está equivocarse en clase, ¿verdad? Qué van a pensar los demás, los estudiantes, otros compañeros cuando se enteren… la de mails que voy a recibir de padres diciendo que me he confundido… ¡No!. Todos nos equivocamos y es imposible que sepamos todas las cosas. Y no debemos ocultarlo. Podemos convertirlo en una gran herramienta para ganar confianza y liderazgo. Si asumes cuándo te has confundido y tus estudiantes lo observan, sabrán que si no indicas tu error, estás en lo cierto. Generarás un auténtico liderazgo educativo en el aula.

Creatividad para poder llegar a todos

Es más que evidente que cuanto más llegues a tus estudiantes, más marcarás su vida y su trayectoria. Pero también es bastante evidente que no es fácil llegar a todos a partir de un libro de texto o cualquier actividad. Y aquí entra en juego la creatividad. No se trata de hacer cosas originales o raras, no. Se trata de lograr encontrar la forma para que el mismo contenido, actividad, tarea, procedimiento… se presente de diferentes formas, con distintos “envases”, atienda a diferentes motivaciones y, tal vez, persiga diferentes metas.

El respeto como base de todo lo demás

Se trata de respetar a todos los alumnos, a todas las familias y a todos los compañeros. Esto se extrapola a la comprensión de situaciones, por extrañas que nos puedan resultar, de motivaciones, de reacciones… Y para ello, es esencial que te respetes a ti mismo como docente, lo que implica que cada una de las acciones que lleves a cabo en el aula sean bien meditadas y planificadas para tener la certeza de hacer lo correcto y poder “surfear” ante todo lo que suceda en el aula con ese respaldo y garantía.

Ser docente 24 horas al día

Por desgracia la sociedad (y también algunos compañeros docentes) tienen la visión de que trabajamos hasta la hora de salir del Colegio, después toda la tarde libre y posteriormente muchos meses de vacaciones. No. Así no es nuestra vida. Y la de un docente que cala e impacta en sus alumnos tampoco lo es. ¿Cuántas veces te has planificado los meses de vacaciones de verano para programar el curso? ¿Cuántas veces has aprovechado fines de semana, puentes y vacaciones más cortas para corregir, preparar materiales? ¿Cuánto has gastado de tu bolsillo para comprar recursos, formarte o diseñar un proyecto? El docente es vocacional 100%, y como tal, es imposible salir de aquello que amamos. Seguir siendo docente en todo momento nos enseña que amamos la profesión y por tanto, de lo que amamos, sólo puede salir algo hermoso.

Cursos de formación profesores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.