Menú Close

Evaluación basada en Preguntas

Alternativas al examen tradicional

Tal vez el título evaluación basada en preguntas pueda sonar a algo evidente, pero no, en este caso se trata de “invertir” la forma en la que realizamos la evaluación habitualmente. En lugar de ofrecer preguntas para que los estudiantes generen respuestas (que sería una evaluación centrada en respuestas), en este caso haríamos lo contrario, le ofrecemos ciertas respuestas para que el estudiante genere preguntas. Ahora te lo cuento, pero antes, asegúrate de no perderte ningún contenido suscribiéndote… 👇🏻


La Evaluación tradicional basada en Respuestas

Habitualmente proponemos un sistema de evaluación que se basa, 100% en respuestas. Es el clásico modelo en que, independiente del formato que empleemos y de si es oral o escrito, solicitamos que el estudiante genere una respuesta ante una pregunta que le realizamos.

Podemos centrarnos en las clásicas preguntas de Historia, por ejemplo, como “¿Qué poder otorga al emperador de Roma el cargo de Pontifex Maximus?. Pero también podemos irnos a una clásica, y mucho más básica, pregunta de matemáticas: 12 + 7= ¿?.

En el primero de los casos, esperamos que nuestro estudiante de Secundaria nos cuente que ese cargo le otorga la máxima autoridad religiosa. En el segundo, esperamos una respuesta con un valor numérico de 19.

Perfecto, con ello sabemos que el estudiante saber dar respuesta a la pregunta y es capaz de hacer esa operación, pero… ¿Nos ofrece alguna certeza acerca del conocimiento instrumental o pragmático de ese aprendizaje?

Antes de contestar a esta pregunta, veamos algo sobre qué aprendizaje requiere este tipo de Evaluación.

¿Cómo se estudia para una Evaluación basada en Respuestas?

La evaluación basada en respuestas requiere, casi a modo exclusivo, que se pueda ofrecer una respuesta correcta ante una pregunta concreta que puede ser más o menos amplia. Esto genera algunos procesos muy observados y limita bastantes cosas. Vamos a verlo.

Procesos de Aprendizaje evaluación tradicional

Objeto de Aprendizaje

El objeto de aprendizaje, los contenidos se presentan, por lo general en un texto plano, con algunas imágenes o esquemas, resúmenes… valga cualquier tipo de presentación del mismo. Estos contenidos reúnen 3 características de cara a los estudiantes que experimentan este proceso de evaluación:

Contenidos Estáticos

Se trata de unos contenidos que no presentan ningún tipo de dinamismo. Son meras palabras que deben trabajarse como meras palabras, en el caso de los aprendizajes con un componente más memorístico. En el caso de aprendizajes experimentales, se trata de un aprendizaje en bruto: aprender las tablas de multiplicar unidireccionalmente (sólo valorando dar resultado), aprender la tabla periódica (sólo pensando en dar respuesta a cada elemento), etc.

Contenidos Inertes

Dado que se va a solicitar al estudiante una respuesta que sea válida, perdemos todos los valores relacionados con la asociación (con conceptos previos y como base a conceptos futuros), relación y previsión de utilidad (situaciones en las que se puede hacer uso de ese contenido para resolver una situación-problema, o para comprender otro contenido con un componente menos experimental).

Se observa un contenido “puro y duro” que sólo pretende poder ser evocado como respuesta ante una pregunta que exija su respuesta.

Contenidos Aislados

Al sólo pretender poder ofrecerlos como respuesta, se pierde toda intención de fusión, unión, asociación y relación con otros contenidos del mismo epígrafe, mismo tema e incluso misma asignatura, bien del curso presente, bien de cursos previos.

Memorización de Contenidos

Como es lógico, el propio requerimiento de la prueba de evaluación basada en respuestas, genera una única necesidad con respecto al contenido objeto de estudio: memorizar para recordar la respuesta apropiada ante cada pregunta… ¿Es esto aprendizaje?.

Iría en contra de grandes teorías del Aprendizaje como las de Vigotsky o Piaget, por citar algunas, que nos indican que necesitamos generar esas Zonas de Desarrollo Próximo, el primero, para lo que tienen que darse zonas previas, lógicamente, mientras que Piaget nos enseña lo importante de que un aprendizaje cualquier en un momento determinado del tiempo, nos va a permitir realizar aprendizajes posteriores.

Generalización

Esta perspectiva de centrarnos en obtener una respuesta, nos lleva a generalizar todos los contenidos. Dado que todos son “preguntables”, les daré el mismo peso y todos ellos requerirán de un mismo objetivo: poder ofrecer una respuesta.

Con ello, conseguimos que el objetivo que debiera conducir a todo estudiante a Aprender, se nubla completamente y se dirige hacia la posibilidad de emitir respuestas a preguntas que se transformara (esa posibilidad) en un valor cuantitativo (nota).

Pierde peso el Aprendizaje para cedérselo casi por completo a la necesidad única de poder ofrecer una respuesta.

Polarización

Se aprecia una marcada dicotomía como único proceso de reflexión ante el estudio (memorización) que genera dos opciones: “me lo sé” (soy capaz de ofrecer respuestas a casi todas las preguntas que me realicen sobre este tema), o “no me lo sé” (no sería capaz de responder de forma acertada o válida a preguntas sobre este tema).

Con ello, perdemos la importante carga de la metacognición y la posibilidad de que el propio estudiante atraviese un proceso de regulación de su aprendizaje, aspectos ambos que serán cruciales para toda su vida.

Cursos gratuitos psicopedagogia

Evaluación Centrada en Preguntas

Y frente a este panorama tan desolador y reduccionista de los procesos de aprendizaje… ¿qué podemos hacer? Pues justo todo lo contrario. Y… para hacer justo todo lo contrario… ¿qué debemos hacer? Sencillo, hacerlo todo al revés. ¿No deseamos cambiar todos esos aspectos? Pues demos la vuelta a todo…

La Evaluación centrada en Preguntas genera algunos cambios sustanciales

El estudiante recibe Respuestas en vez de Preguntas.

Se entrega al estudiante (si queremos hacer esta evaluación con apariencia de lo más formal) una hoja con 10 apartados, por ejemplo, que no preguntas. Cada apartado presenta una respuesta. Por ejemplo (en base a las preguntas puestas al inicio de la entrada como modelo de pregunta tradicional):

Apartado 1: Máxima Autoridad Religiosa.
Apartado 2: 19

Se solicita al Estudiante la construcción de preguntas.

… y es aquí donde llega la auténtica magia. La calidad de la pregunta realizada por el estudiante será totalmente proporcional al aprendizaje (Aprendizaje, con mayúsculas) del contenido. A la forma en la que puede manejarlo. Veamos algunos ejemplos.

EJEMPLO A

Apartado 1: Máxima Autoridad Religiosa.
Preguntas: ¿Qué cargo ostentaron todos los Emperadores a partir de Lépido? y ¿Cuál era el poder que ofrecía el cargo de Pontifex Maximus?

Apartado 2: 10+9=19

EJEMPLO B

Apartado 1: Máxima Autoridad Religiosa.
Preguntas: ¿Qué cargo ostentaron todos los Emperadores desde Lépido hasta Graciano y qué poder otorgaba?

Apartado 2: 11 + 8, 13+5, 9+9…

EJEMPLO C

Apartado 1: Máxima Autoridad Religiosa.
Preguntas: ¿Qué cargo no imperial ostentaron todos los Emperadores desde Lépido hasta Graciano además del de Princeps Senatus y Primus Inter Pares?

Apartado 2: 11 + 8, 13+6, 20-1, 22-3.

¿Cuál de los ejemplos te parece más completo en su respuesta?

Te he presentado 3 ejemplos graduales de estudiantes que han podido crear una respuesta válida, no obstante, las respuestas B y posteriormente la C, ofrecen una amplitud de conocimiento mayor.

Para poder tener una buena guía de calificación, es preciso construir una rúbrica que presente los diferentes elementos que debe contener la respuesta.

En este caso podríamos observar la siguiente (comparada con el nivel de rendimiento de la pregunta de los ejemplos A, B y C.

EJEMPLO A

Se ofrece una pregunta con un único valor que puede tener como respuesta directa la ofrecida.

Calificación: 5-6

EJEMPLO B

Se ofrece una pregunta con dos o tres valores que puede tener como respuesta la ofrecida.

Calificación: 7-8

EJEMPLO C

Se ofrece una pregunta con dos o tres valores que puede tener como respuesta directa la ofrecida.
La pregunta mezcla áreas diferentes del contenido a evaluar.

Calificación: 9-10

Esta es una forma sencilla de cuantificar este tipo de evaluación basada en preguntas, no obstante, el gran beneficio se obtiene a partir del Aprendizaje obtenido.

¿Cómo se estudia para una Evaluación basada en Preguntas?

Cómo mejorar la evaluación

Objeto de Aprendizaje

En este caso el objeto de Aprendizaje, que sigue siendo un contenido, un texto, con diferentes opciones de presentación a nivel formal, convierte al contenido (aunque sea exactamente el mismo que en el otro caso) sólo por la forma de evaluación en contenidos con un gran valor:

Contenidos Dinámicos

La idea visual es la de contenidos que podrían enlazarse todos de diferentes formas, con diversas categorías y con diferentes finalidades. Contenidos anidados entre ellos que garantizan (o requieren) comprensión y adquisición.

Contenidos Activos

Cada uno de los contenidos presentados constituye, en cada momento y según finalidad de uso, un disparador diferente que presenta variables asociaciones dinámicas (de la expresadas en el punto 1 de esta lista) que pueden realizarse en base a las necesidades de construcción de pregunta del estudiante.

Contenidos Relacionados

Para poder escalar en las puntuaciones de las rúbricas, el estudiante deberá poder asociarlo con diferentes elementos de los expuestos e incluso con elementos por contraste (como el caso de la resta en el Apartado 2, o el caso del Primus Inter Pares en el Apartado 1).

Comprensión de contenidos

Prácticamente esencial para poder construir las preguntas. Si no existe una comprensión instrumental y pragmática que permita que el estudiante “maneje” a su antojo el objeto de aprendizaje, no será posible emitir respuestas, en forma de pregunta, apropiadas.

La comprensión alcanzada permitirá, por una parte, poder hacer asociaciones directas entre todo lo tratado en el tema, además de constituir una sólida base para aprendizajes futuros.

Procesos de Reflexión

La paridad de los contenidos se pierde para pasar a una asociación de cargas de contenido variable en función de la respuesta que se muestra.

El manejo de los contenidos debe ser muy instrumental, pues requerirá que de cada concepto, el escolar pueda desarrollar diferentes preguntas e irlas ampliando en grado de complejidad en base a la rúbrica.

Nos permite reflexionar acerca de nuestro proceso de aprendizaje. Con ello, ganamos carga de la metacognición y la posibilidad de que el propio estudiante atraviese un proceso de regulación de su aprendizaje.

Unicidad de Contenidos a Aprender

Ya no se trata de la dicotomía observada previamente, no. En esta ocasión no existe un “me lo sé” o un “no me lo sé”. Ahora serían apropiadas frases del estilo, “soy capaz de comprender como llegar a un único valor numérico a partir de diferentes operaciones”, “soy capaz de analizar características del emperador a partir de equis variables”…

Una gran forma de Evaluación que fomenta el Aprendizaje

Si no has probado este modelo de Evaluación, te recomiendo que comiences a preparar rúbricas y posibles “respuestas” para que tus escolares realicen las preguntas.

Igual te sorprende tanto como a mí el resultado que observes en el aula y en tus estudiantes , así como el logro obtenido por estos.

Evaluación por Preguntas desde Casa

¡Claro! No se trata de que hagamos estos “exámenes” a nuestros hijos, no. Se trata de plantear la misma dinámica, como parte del estudio (aunque el examen sea tradicional y se centre en preguntas para dar respuestas por parte de los escolares).

Si movemos el valor del tiempo de estudio de la memorización y la búsqueda de una nota, hacia la calidad del aprendizaje realizado, no sólo estaremos garantizando una nota, además conseguiremos que se generen aprendizajes útiles y reales y que éstos sean una gran base para futuros aprendizajes.

Puedes comentar esta entrada si quieres compartir tu experiencia o plantear algún tipo de duda.

Cursos bonificados psicopedagogía

1 Comment

  1. Pingback:Evaluación basada en Preguntas | TIC, In...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.