Antes de plantearnos la respuesta a ¿qué es la gamificación?, es preciso realizar una pequeña introducción… 

En los últimos tiempos la educación ha cambiado mucho… muchísimo. En algunos casos se critica mucho la reducción del nivel de exigencia, las metodologías empleadas, la presencia de la educación emocional en las aulas, etc. 

Yo comparto parte de estas críticas: estoy totalmente convencido de que el nivel de exigencia ha bajado muchísimo, no obstante, no comparto la crítica de la inclusión de la educación emocional en el aula, así como tampoco comparto la crítica a las nuevas metodologías, ya que en mi propia experiencia docente he vivido las bondades de la educación emocional en el Colegio, en el aula, y  lo importante que es emplear otras metodologías (no sólo una) de cara a trabajar los diferentes contenidos y de cara a la evaluación. Ya comenté hace tiempo lo que opino acerca de los exámenes y los deberes.  En diferentes foros he compartido que exigencia, metodologías atractivas y una evaluación fuera del contexto del examen, son totalmente compatibles. Pues sí, así es. El problema viene cuando confundimos y mezclamos cosas, y hacemos uso del verbo sustituir. No hay que sustituir hacer sumas en clase por pasarnos toda la hora de matemáticas jugando. No hay que sustituir el análisis sintáctico por tirarnos una semana construyendo oraciones con palabras de cartón para dedicarle 5 minutos posteriormente al análisis, no. Hay que incorporar muchas cosas, educación emocional, trabajo manipulativo, y metodologías que hagan que los estudiantes disfruten aprendiendo, pero sin olvidarnos del verbo aprender, esencia de la educación. 

¿QUÉ ES LA GAMIFICACIÓN?

La gamificación sin duda es una de esas líneas de trabajo muy criticada (¡»Se dedican a jugar en clase!») que bien empleada con ese verbo «incorporar» da fantásticos resultados y crea un clima de aula realmente atractivo. 

Para saber bien qué es la gamificación, podríamos empezar diciendo que es una metodología que pretende mimetizar la mecánica de un juego al contexto de enseñanza – aprendizaje para lograr mejores resultados, y facilitar el aprendizaje real e instrumental (que sirva y no sólo se quede en memorizar) de los contenidos trabajados. Para ello se sirve de reglas, habilidades de personaje, recompensas, premios, clasificaciones, etc. Muy parecido a un juego de rol cuyo objetivo es aprender. 

Hace varios años, mucho antes de que apareciera esta situación sanitaria, propuse a mis alumnos de 4º de Primaria una actividad basada en evitar una pandemia. La motivación de la actividad era mediante este video:

 

A partir de ahí se proponían una gran serie de normas. La finalidad era manejar correctamente los determinantes (artículos, posesivos, numerales y demostrativos). Creo que fue la primera y única vez que vi a mis alumnos saber perfectamente identificarlo, usarlos y comprender su uso, así como no confundirlos ni olvidar sus nombres. 

LA GAMIFICACIÓN… ¿FUNCIONA?

Pues como en todo, depende muchísimo de cómo se haga y qué lugar ocupe en el aula y en la programación. En mi caso la he usado siempre como complemento. En este ejemplo que he presentado, usé esta estrategia cuando ya había trabajado de una forma más tradicional todos los determinantes, cuando ya habíamos evaluado los determinantes y todos los estudiantes los habían  trabajado durante tiempo. En este caso nos sirvió para fijar conceptos, para aprender a diferenciarlos correctamente, y para generar una normalización de los contenidos trabajados que facilitara su aprendizaje instrumental y su recuerdo. 

Existen muchísimas plataformas para trabajar gamificación, existen mil recursos, la idea es, sobre todo, poder hacer uso de la dinámica de juego: finalidad, puntos obtenidos y competición, para que todos trabajen desde otra perspectiva el contenido. Lo más importante: no perder de vista que es una estrategia más, que no puede llegar a ser la única y que, aunque pueda establecerse un conductor de juego durante todo el curso (temática, objetivos, etc.) no puede ser el único recurso didáctico que empleemos en clase. 

¿QUIERES PONERLA EN PRÁCTICA?

Sin duda alguna es una buena idea, ya que la mejor respuesta a ¿qué es la gamificación? la encontrarás después de experimentarla en el aula. Te animo a hacerlo y te dejo algunos recursos que tal vez puedan venirte bien si deseas empezar a «jugar» en clase… 

Si quieres crear tu propio ecosistema de juego y hacerlo al estilo juego de mesa, no puedes dejar de mirar productos similares al que te facilito junto a este texto, es la mejor forma de crear tu propio juego de mesa y llevarlo al aula. Yo he usado este juego con matemáticas, lengua y ciencias naturales y la verdad que ha sido genial, incluso lo usé en Bachillerato en Filosofía en una ocasión. 

Ahora ya sólo necesitas poner a volar la imaginación…. 

Si te ha gustado lo que has leído compártelo:

Un pensamiento en “¿Qué es la gamificación?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *